top of page

2401 Fountain view Dr. Ste 910 Houston, TX 77057

Follow us:

  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube

¿Por qué sacar el permiso de empleo del TPS?

Desde que fue anunciado el Estatus Protección Temporal (TPS) para los venezolanos en marzo de 2021, muchos compatriotas que se encontraban presentes en el país se lograron inscribir para este beneficio. Aparte de otorgar un estatus legal, también proporciona elegibilidad para solicitar un permiso de empleo y hasta uno de viaje al exterior por múltiples...

Desde que fue anunciado el Estatus Protección Temporal (TPS) para los venezolanos en marzo de 2021, muchos compatriotas que se encontraban presentes en el país se lograron inscribir para este beneficio. Aparte de otorgar un estatus legal, también proporciona elegibilidad para solicitar un permiso de empleo y hasta uno de viaje al exterior por múltiples entradas.


Existe una gran cantidad de venezolanos que, además de registrarse en el programa de protección temporal, también tenían una solicitud de asilo pendiente, bien sea un caso afirmativo con la oficina de asilos de USCIS, o defensivo en la corte de inmigración. Sin embargo, muchos eligieron no aplicar al permiso de empleo del TPS, principalmente porque no tenía sentido pagar la tarifa de aplicación de dicho permiso cuando ya tenían un permiso de empleo por medio del asilo pendiente.


Aun cuando ese enfoque fuese válido en ese momento, una vez aprobado el TPS, la situación de “conveniencia vs. riesgo” cambia completamente. Esto es cierto para quienes tengan un caso de asilo tanto afirmativo, como defensivo. La razón para ello se la explico a continuación. En el contexto del asilo afirmativo, si el aplicante es llamado a su entrevista en la oficina de asilos del USCIS y su caso no es aprobado, en vez de reenviar el caso a un juez de inmigración para que este revise y decida el caso, el servicio de inmigración simplemente emitirá una negación de la aplicación (no apelable) y ese sería el final de ese caso de asilo. Esto debido a que los únicos casos afirmativos que son enviados a la corte son aquellos en donde el aplicante no posee un estatus legal en los EEUU. Como el TPS constituye un estatus legal de no-inmigrante, el USCIS simplemente podrá emitir una negación sin necesidad de enviar el caso a un juez de inmigración.


Ahora bien, en el contexto defensivo, hoy día los abogados del gobierno y jueces están más inclinados a terminar el caso a través de un acuerdo procesal cuando el extranjero posee un estatus legal tal como el TPS. Al igual que una negación el contexto afirmativo, una “terminación/desecho” del procedimiento de deportación, dejaría al aplicante solo con el TPS y sin ninguna aplicación de asilo pendiente. Esto ocasiona que no sea posible continuar renovando el permiso de empleo por medio del asilo más allá de su fecha natural de vencimiento.


Si el extranjero espera ese momento para aplicar a un permiso de empleo por medio del TPS, debido a los retrasos procesales actuales, la emisión de ese nuevo permiso de empleo podría demorar más allá de la validez del permiso de empleo del asilo que esté por vencer, y la persona podría quedarse un tiempo indefinido sin permiso de empleo. No hay extensión automática de los 540 días cuando se aplica a un permiso de empleo nuevo en una categoría diferente a la de la tarjeta que está por vencer.


Por ello, cualquiera que tenga un TPS ya aprobado y además tenga un asilo pendiente, debe aplicar a un permiso de empleo por el TPS cuanto antes para tenerlo de respaldo y evitar el riesgo de quedarse sin permiso de empleo en el caso que le nieguen su caso de asilo afirmativo o cierren su caso de corte.


A diferencia de cuando un caso de corte es ‘terminado/desechado” en algunos casos el juez puede cerrar el caso administrativamente. En ese caso, la corte procederá a sacar dicho caso de su calendario y no agendará una nueva audiencia futura, salvo en circunstancias especiales. Digamos que ponen el caso a “dormir”. Esto le permite al procesado continuar renovando beneficios accesorios, tales como permisos de empleo derivados de tener una aplicación pendiente con la corte de manera indefinida siempre y cuando el caso continúe administrativamente cerrado.



Cada caso es diferente y la estrategia a seguir en cada situación siempre deberá ser la que su abogado de cabecera recomiende, ya que nadie mejor podrá evaluar realmente el mejor escenario para su situación particular.



Consulte siempre con abogados de inmigración licenciados en los Estados Unidos sobre su situación individual inmigratoria. Los notarios y abogados extranjeros NO son abogados en los EEUU y no están autorizados a proveer asesoría legal de inmigración ni a representar a nadie en algún proceso.


0 comments

Comments


bottom of page